Día de los niños, niñas y adolescentes

Día de los niños, niñas y adolescentes

Todas alguna vez fuimos niñas, saltamos por los charcos sin temor a ensuciarnos o para deshacer alguna nube y encontrar el sol. Hicimos rollitos por alguna montaña porque estaba demasiado grumosa y había que aplanarla o nos subimos al columpio y con un pequeño impulso quisimos traspasar el universo. Reímos, cantamos y bailamos, sin miedos ni preocupaciones. La niñez es una etapa de tener, poder y querer. Tener el mundo en nuestras manos, poder moldearlo y tener la valentía de ser un dios. 

Luego empieza una segunda etapa en la que ya dejamos de ser niñas, hay miedos de por medio, hay una profunda curiosidad por entender y escuchar nuestro cuerpo. Llega la pubertad, un proceso de cambios y madurez, un desarrollo de pensamientos nuevos, de enfrentar la vida de otra manera. La ropa deja de quedar de la misma forma, y nuestro cuerpo nos comunica que estamos cambiando. Al principio tenemos un montón de emociones difíciles de controlar, es normal estar confundida, entusiasmada y ansiosa; pero nuestro cuerpo es tanto micrófono como parlante, nos escucha y nos expresa las sensaciones que desconocía. 

Es aquí donde empezamos a hablar de la menstruación, una etapa de la adolescencia en la que ya no somos más niñas sino mujeres. Con este momento llega la necesidad de comprender la sangre que libera nuestro cuerpo, tenemos el estigma de que esta es sinónimo de heridas o golpes, sin embargo, es mucho más que eso. La menstruación es una depuración normal de nuestro cuerpo en la que se expulsa además de la sangre, mucosa, células madre, líquido linfático, incluso metales pesados y contaminantes. Se trata de un proceso desintoxicante para que exista un equilibrio en la salud hormonal femenina. 

Al saber escuchar nuestro cuerpo podemos conocer los síntomas premenstruales que quizás vengan asociados con dolores, cambios en nuestra piel y estado anímico, por eso es que en esta época es cuando más debemos cuidarnos, porque nuestro cuerpo nos pide más energía. Debemos consentirnos, comer bien y descansar lo necesario.

El Día Internacional de los Niños, Niñas y Adolescentes es una celebración dedicada a la comprensión de la infancia y la fraternidad. Fomenta la protección de sus derechos fundamentales y a promover su bienestar mediante su alimentación, salud, educación, protección y amor. Esta fecha se conmemora el 30 de abril de cada año desde 1999. Todo niño tiene derecho a crecer y a desarrollarse de una manera digna, con las condiciones necesarias para nunca dejar de jugar ni soñar. 

En muchas partes del mundo, mujeres y niñas de todas las edades, no cuentan con la higiene menstrual que merecen, por eso deben usar trapos y no pueden limpiarse de forma correcta al no existir un acceso de lavado que evite cualquier tipo de infecciones.  Incluso muchas de ellas no cuentan con los elementos necesarios para sobrellevar el dolor menstrual. Es por esto que en Somos Martina queremos recordar que toda niña y adolescente tiene el derecho a llevar una salud menstrual digna, donde pueda vivir con su menstruación de manera libre, segura y privada. 

A veces pensamos que la adolescencia y la menstruación vienen ligadas a no poder caminar tranquilas por temor a un derrame o por tener que usar algo que no sabemos cómo asimilará nuestro cuerpo, las toallas higiénicas. Somos Martina  piensa en todas con nuestros calzones teens y la comodidad de bailar y ser lo que todas hemos sido, una chiquilla que grita en su interior porque quiere correr, sentir y vivir. Todas las adolescentes tienen el derecho a vivir este cambio con lo necesario para estar tranquilas y sentir su cuerpo en armonía. 

 

 

Referencias:

Corporación juego y niñez, Celebración día de la niñez 2018. https://juegoyninez.org/celebracion-dia-de-la-ninez/

Unicef, Día Universal del Niño. https://www.unicef.es/causas/derechos-ninos/dia-internacional-nino


Carrito de compra (0)

Su carrito actualmente está vacío.